Cómo cambiar su perspectiva sobre situaciones negativas

Según el Diccionario de Oxford, la definición de atención plena es “la calidad o el estado de ser consciente o consciente de algo”. En la industria de la salud y el bienestar en particular, vemos que este término se usa indistintamente para mejorar la salud mental, reducir los riesgos de enfermedades e incluso revitalizar nuestra creatividad. Me gusta pensar en este término como una “palabra de poder”, y no tenemos que ir muy lejos en nuestra literatura social para verlo.

Pero que realmente es ¿atención plena? ¿Y cómo ser consciente? Encontrarás más información sobre mindfulness en este artículo.

¿Qué es la atención plena?

De acuerdo con la conocida aplicación de meditación, Headspace, la atención plena puede considerarse como la conciencia del momento presente en lo que sea que estemos haciendo. Es una práctica de ser conscientes de nuestros pensamientos y sentimientos a medida que surgen, sin juicio, crítica o apego..

De hecho, se ha realizado mucha investigación sobre este tema, lo que provocó la creación de un cuestionario para evaluar dónde aterriza la gente en su viaje de atención plena. Si está interesado en ver dónde aterriza en la escala de atención plena, tome el puntaje de atención consciente (MAAS) aquí.

Ahora que sabemos qué es la atención plena, vamos a ponerlo en términos prácticos para ayudarnos a visualizarlo en la vida cotidiana. Tome, por ejemplo, su viaje al trabajo. Para muchos de nosotros, el tráfico es una experiencia cargada de emociones (puede ser sincero, está bien). Podemos enojarnos cuando alguien nos interrumpe, y luego asumir que esta persona es mala y generalmente grosera. La realidad es: no sabemos si esa persona llega tarde, como nosotros, o si tiene una emergencia familiar.

Nuestras emociones y ego enardecido crean narrativas en nuestra mente que luego dictan nuestra respuesta. Esto no solo conduce al estrés en ese momento y por el resto del día; También crea patrones de hábitos en nuestro cableado neurológico que nos alientan a mantener este comportamiento a largo plazo.

En lugar de acercarnos a nuestro trabajo desde esta actitud, podemos incorporar la atención plena al: tomar conciencia de nuestro asiento, cómo se sienten nuestras manos en el volante, la temperatura en el automóvil, nuestra respiración, las imágenes que nos rodean y los ruidos externos y dentro del auto. Estos son solo algunos ejemplos, pero la idea es estar presente en la experiencia de conducir.

Cuando notamos que surgen emociones cuando alguien nos interrumpe o cuando estamos sentados en una larga cola de tráfico, podemos abordar estas emociones con conciencia, en lugar de actuar impulsivamente sobre ellas.

Lo bueno de practicar mindfulness es que podemos hacerlo en cualquier momento y en cualquier lugar. Aquí hay una lista de algunas maneras prácticas y fáciles de mantenerse atento durante el día.

1. Meditación

Probablemente una de las mejores formas de practicar la atención plena es a través de la meditación. Esta práctica se centra en estar presente y darse cuenta de qué pensamientos y sentimientos surgen.

Hay muchas maneras de meditar, todas con preferencia personal y objetivo en mente. Comenzando un práctica de meditación para principiantes es una forma poderosa de presentarte a las muchas herramientas que este estilo de vida te abrirá.

Del mismo modo, hay una serie de recursos de los cuales aprender, como el Espacio de cabeza o Temporizador de percepción aplicaciones en tu teléfono. Estas aplicaciones cuentan con grabaciones guiadas por el maestro para que disfrutes cuando y donde sea.

2. Paseos en la naturaleza

La naturaleza es la primera maestra de todos. Estar afuera y darnos un descanso del trabajo, la familia y las listas de tareas es una manera hermosa y simple de restablecer todo nuestro sistema. Ya sea que se trate de un paseo por su parque favorito o de una caminata de un día largo, estar al aire libre le brinda muchas formas de practicar la atención plena.

De hecho, hay un movimiento completo dedicado a esto, llamado Baño del bosque. La idea es abrirse al momento presente y a la acción de caminar afuera: sentir la tierra debajo de sus pies, cuán firme o suavemente pisan el suelo, los olores y ruidos a su alrededor, y qué pensamientos, sentimientos o recuerdos esto te saca a relucir.

Los paseos por la naturaleza pueden ser increíblemente terapéuticos. Permanecer en ese momento presente y dejar ir el día da lugar a la creatividad, la claridad y la conexión interna profunda.

3. Diario

No hay nada más presente que sentarse con sus pensamientos y darles una salida expresiva. La escritura es otra herramienta terapéutica a su disposición, en la que puede encontrar una práctica de atención plena.

Escribir un diario puede parecer como llevar un diario, o puede ser elegir escribir pensamientos o experiencias que parezcan particularmente pesadas o confusas. Esta práctica a menudo conduce a la claridad y al descubrimiento de una nueva perspectiva sobre una situación que quizás no haya considerado.

Ya sea que escriba sobre algo grave que sucedió o escriba una carta a un querido amigo o ser querido, la práctica lo llevará de regreso a la conciencia actual. Vea si realmente puede instalarse en este espacio. Es rico

Aprende sobre el 5 maneras poderosas de escribir un diario cambia tu vida.

4. Jugando con tu mascota

¡Esta es una forma de ser consciente y amarlo absolutamente! Los abrazos con nuestras mascotas son algunos de los momentos más preciosos, y son profundamente arraigado en la conciencia del momento presente. ¡No solo lo saca de la sobrecarga mental, sino que también se ha encontrado que alivia la depresión, reduce la ansiedad y reduce la presión arterial alta! Aqui esta Por qué tener mascotas te da energía positiva.

La próxima vez que tengas unos minutos, tira esa pelota con tu perro o saca los juguetes de plumas con tu gato. No solo lo apreciarán, sino que también puedes notar las formas en que te hundes en el momento presente. ¡Disfrútala!

5. Cocinar una comida

Puedes seguir una receta y sintonizarte con los ingredientes, cuánto tiempo cocinar, cocinar la comida y todo lo demás. Esta práctica crea una conexión mágica entre usted y la comida que lo nutrirá.

Pero si tiene un plato favorito que le encanta preparar y no necesita seguir una receta, adopte este enfoque para aprender algo nuevo. A menudo hacemos comidas familiares por capricho y de manera automatizada.

Vea si puede adoptar un enfoque diferente y consciente aquí y cocinar su comida lenta y deliberadamente. ¿Puedes oler cada fruta o verdura antes de cortarla? ¿Puedes sintonizar los ruidos de la comida chisporroteando mientras se cocina, o incluso el ruido de los utensilios o el cuchillo en la tabla de cortar? ¿Qué emociones o pensamientos surgen al preparar esta comida? Que sea una experiencia para todos los sentidos.

6. Comer conscientemente

Tal como lo explica el punto anterior, la atención plena en la cocina puede ser una experiencia para todos los sentidos. Una vez que haya terminado de cocinar su comida (o si alguien está cocinando para usted), otra forma de practicar la atención plena es ser consciente de cómo comes.

Muy a menudo, masticamos nuestra comida rápidamente o nos distraemos con estímulos externos, como un televisor o nuestro teléfono. Intenta practicar el tiempo de tu comida: oler la comida, notar los colores y las texturas, masticar lenta y completamente para activar todos los sabores y detenerte entre cada bocado. Esto no solo lo ayudará a saborear la experiencia, sino que también lo ayudará a decidir cuándo está realmente lleno. Es una técnica de dieta bien conocida que tiene beneficios positivos. Empezar a comer atentamente.

7. Co-escucha activa

Esta es una práctica poderosa en nuestras relaciones y amistades personales y profesionales. ¿Cuántas veces puedes recordar escuchar la historia de un amigo y, al mismo tiempo, planificar lo que vas a decir a cambio?

Todos nosotros, en algún momento u otro, nos hemos alejado de nuestra conversación mental con alguien en una conversación. Una práctica de escucha conjunta es maravillosa para ayudarnos a estar presentes para otra persona. También nos enseña cómo mantener espacio para alguien que está compartiendo, para que seamos más empáticos.

La próxima vez que tenga una conversación, sintonice lo que dice la persona: siga su narración, invierta en su coraje para querer compartir algo y note sus palabras y lenguaje corporal. ¡Son pequeños gestos que dicen mucho!

Todos queremos ser escuchados y reconocidos. Tu práctica consciente de escuchar juntos pone en el Universo que mereces lo mismo a cambio; ¡y lo hace!

Pensamientos finales

Una práctica de atención plena es un compromiso simple de estar presente en lo que sea que esté haciendo. Ya sea que esté en el tráfico, en el trabajo, con sus seres queridos o solo, puede practicar reducir la velocidad y darse cuenta de lo que sucede a su alrededor. y dentro de ti. Esto beneficiará enormemente su salud mental, física y emocional, así como las relaciones que fomenta en su vida y comunidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.