Todo lo que tienes que saber sobre una garantía bancaria

Conocer lo que es una garantía bancaria nos conduce a una mejor organización y previsión de nuestro patrimonio financiero. Sin duda alguna, se trata de uno de los temas que más preocupan tanto a inversionistas como a emprendedores. Aquí te diremos qué es y cómo funciona una garantía bancaria y cuáles son sus tipos y características.

Hay dos maneras básicas para que un banco se asegure que obtendrá el dinero de retorno en caso de préstamos: a través del historial crediticio y de las garantías bancarias. La primera opción es la más importante porque aun cuando se tengan suficientes garantías bancarias, si el historial crediticio es negativo, el banco no emitirá ninguna orden de crédito.

Sin embargo, si nuestro historial crediticio es positivo y debemos también aplicar alguna garantía bancaria, conocer sus características y tipos se hace determinante. La razón es inefable: mientras más conozcamos este tipo de mecanismos bancarios, mayor será el nivel de seguridad y confianza que arroje nuestra relación con el banco.

¿Qué es una garantía?

La finalidad de este post es exponerte todo lo concerniente al tema de garantías bancarias, para que tengas una mayor y mejor conciencia de los acuerdos que sostengas con tu institución bancaria en caso de que solicites algún préstamo o crédito. Si estás interesado, sigue leyendo y fortalece el debido cuidado que ameritan tus propias finanzas. Comencemos.

¿Qué es una garantía?

De acuerdo a lo establecido por el diccionario de la Real Academia Española (RAE), garantía significa, según su definición más básica, en el efecto de afianzar lo estipulado. En otras palabras, se trata de la actividad donde una persona u organización deben asegurarse o protegerse contra algún riesgo de lo estipulado.

¿Qué es una garantía?

Por consiguiente, una garantía es el compromiso que se lleva a cabo entre el fabricante, vendedor o prestamista y el comprador o adquiriente final. Es una forma de establecer, fomentar y consolidar la confianza entre las partes.

Para las enciclopedias de economía, además, las garantías son unidades que aseguran el cumplimiento de una obligación y así proteger los derechos de alguna de las partes de una relación comercial o jurídica. Se considera como un compromiso que se puede exigir, por alguna de las partes, y en caso de no cumplirse o que se presente algún inconveniente, se protegerán los derechos del afectado intentando reducir al máximo cualquier perjuicio.

¿Qué es una garantía bancaria?

Alineados con la definición una garantía bancaria es el respaldo que se ofrece a los prestadores de dinero para asegurar el retorno de los fondos otorgados en calidad de préstamo. Implica ofrecer un respaldo por el riesgo que asumen los interesados. Este tipo de garantías protegen el patrimonio financiero de la institución bancaria, en caso de dificultarse el pago establecido para el momento de la solicitud del préstamo.

Adquirir una garantí bancaria

Características de la garantía bancaria

Para que tengas un idea más definida de lo que es una garantía bancaria, es necesario que ampliemos mucho más su concepto según las características predominantes que muestran. Estas características pueden tener variaciones, pero en todo caso llegan a ser a las mismas. Aquí te mencionamos las más importantes:

Son onerosas: involucran el reembolso de un encargo flat que va a depender de las políticas de financiamiento del banco.

Generan intereses: las garantías bancarias se manejan con base a tasas y formas de pago que son establecidas por el banco en el momento de negociar las condiciones.

Son internacionales: en especial las cartas de crédito, que son instrumentos de pago por excelencia reconocidos internacionalmente. En este caso toda empresa o persona que desee realizar una operación en el extranjero a crédito debe solicitar esta garantía al banco.

Son formales: se establecen mediante convenciones juiciosas que asientan el tipo de garantía, el importe que respalda la operación otorgada, el objeto de la garantía y las condiciones de pago del crédito que respalda.

Son mercantiles: los contratos crediticios son instrumentos mercantiles que legalizan las transacciones objeto de garantía. En algunos casos y dependiendo del tipo de garantía debe notarizarse o registrarse.

formato para garantía bancaria

Son accesorias: está determinada por la estipulación de una obligación o compromiso principal emitida por el banco y aceptada por el solicitante. El cliente de cumplir con los compromisos adquiridos con terceros y en el caso de las exigidas, el compromiso principal es la deuda o préstamo otorgado por el banco.

Son subsidiarias: en caso de impago, el banco debe exigir de modo inmediato el cumplimiento, pero en caso de las que son otorgadas, el banco deberá cancelar en representación de su cliente cuando este incumpla las condiciones.

¿Cómo funciona una garantía bancaria?

El objeto principal de la garantía bancaria es respaldar el cumplimiento de una obligación, por lo cual funcionan como compromisos irrevocables de que las condiciones establecidas en el contrato serán cumplidas por las partes intervinientes.

Este procedimiento se pauta en la etapa previa de la aprobación del préstamo, a través de un documento donde aparece claramente las condiciones del contrato, objeto del préstamo, importe, y escenarios que pudieran generar la aplicación inmediata de las mismas.

Tipos de Garantías Bancarias

Las políticas financieras de retorno, protección y salvaguarda financiera de los bancos pueden ser diversas y estar sujetas a las normativas de sus países de origen. Sin embargo, aún dentro de esta diversidad, existen los siguientes tipos de garantías bancarias más comunes:

Garantías emitidas por el Banco

Cuando las garantías son formuladas por la entidad bancaria a favor de un tercero, tienen como finalidad respaldar el cumplimiento de las obligaciones asumidas ante un cliente y además ante el beneficiario de dicha garantía. Actualmente existen en el mercado financiero disímiles tipos de garantía que pueden ser expuestas por los bancos de acuerdo a las leyes, como las fianzas de fiel cumplimiento.

Una fianza es un contrato emitido por los bancos para garantizar el cumplimiento del acuerdo. Es decir, se trata de asegurar el cumplimiento de una obligación o, en este caso, de una deuda. Son utilizadas generalmente en la prestación de servicios y contratos de construcción y concluyen una vez culminado el proyecto.

Garantías emitidas por el banco

Garantías de licitación

La garantía bancaria de licitación es aquella en la que la entidad bancaria o financiera se compromete en nombre de su cliente a garantizar que éste, beneficiario del contrato objeto de la licitación firmada, cumplirá con las condiciones pautadas. Este tipo de garantía es otorgada generalmente cuando se realizan negociaciones con empresas del estado.

Cartas de crédito

Otro tipo de garantía emitida por los bancos son las cartas de crédito. Las cartas de crédito pueden ser locales o internacionales y por medio de éstas el banco le paga a un tercero el previo cumplimiento de ciertas condiciones y con la presentación de documentos muy específicos. Estas conllevan a su vez a un respaldo que el banco le exige a éstos a fin de representarlos en sus operaciones.

El aval como garantía

El aval es una garantía requerida por los organismos bancarios con el objetivo de garantizar la correcta ejecución de las siguientes operaciones: descuentos de giros, líneas de crédito, etc. Los avales pueden ser personales o jurídicos, y la finalidad del aval es garantizar al banco el pago de una obligación otorgada por éste a su cliente.

Si el cliente beneficiario cae en impago de una o más cuotas, este tipo de garantía le permite a la institución financiera cargar en la cuenta del avalista el importe correspondiente a la cuota de plazo vencido.

Aval para obtener una garantía bancaria

Para este tipo de garantía el banco toma en cuenta el heredad del avalista en caso de ser persona natural, y la estructura financiera de la empresa, analizando principalmente su nivel de endeudamiento, en caso de que el avalista sea una persona jurídica.

Garantía hipotecaria

Una de las garantías más comunes es aquella que está determinada por una hipoteca inmobiliaria. Es utilizada en pignoraciones de mayor amplitud y en ella el peticionario ofrece para respaldar su crédito un bien inmueble. Los plazos de los préstamos con este tipo de garantía suelen ser superiores a tres años ya que resulta un gasto importante para el solicitante.

Aquí es obligatorio el avalúo del inmueble a hipotecar, en vista de que el valor de dicho inmueble debe representar por lo menos dos veces el importe del crédito solicitado. Aquí hablamos de una relación garantía préstamos dos a uno. En la garantía hipotecaria el banco puede en caso de incumplimiento exigir la propiedad del bien objeto de hipoteca, el cual luego deberá ser rematado en oferta pública.

Pignoración de semovientes

En el caso de la pignoración de semovientes se utiliza sobre todo en los créditos agropecuarios y en ella el respaldo del crédito viene dado por los animales que son propiedad del solicitante. En caso de impago, los semovientes (animales, reses, etc.) deben ser mantenidos en un área determinada por el banco bajo unas condiciones de cuidado y mantenimiento preestablecidas.

En el contrato de garantía, el semoviente no es utilizado como medio de pago. Esto hace que la pignoración, sea de semovientes o de mercancía, sea una garantía poco utilizada por los riesgos que implica y los gastos en los que el solicitante del crédito debe incurrir para garantizar el resguardo adecuado de los bienes objeto de la garantía.

Otras garantías comunes:

  • Garantía de cumplimiento: asegura el cumplimiento a través de un cronograma de lo estipulado en el contrato.
  • Garantía de mantenimiento: aquí el solicitante debe asegurar a la institución bancaria la buena ejecución de una obra o contrato estipulado.
  • Garantía de pago anticipado: en este tipo de garantía el banco puede asegurar el cumplimiento del contrato a través de pagos anticipados por el solicitante.
  • Garantía de retención de fondos: en caso de impago, el banco puede retener fondos financieros del solicitante en dicha institución financiera.
  • Garantías de autoridades: son aquellas garantías que en ocasiones están acogidas por las leyes del Estado y que protegen tanto al banco como a sus clientes.
  • Crédito documentario Stand By: aquí el banco certifica sus reintegros financieros a través de operaciones documentarios en caso de proveerse algún bien y sus pagos sea objeto de incumplimiento.

¿Cómo funciona la garantía bancaria?

El objeto principal de la garantía bancaria es respaldar el cumplimiento de una obligación, por lo cual funcionan como compromisos irrevocables de que las condiciones establecidas en el contrato serán cumplidas por las partes intervinientes, por lo cual al momento de redactarlas deben ser bien claras con relación al objeto, importe, y situaciones que pueden generar la ejecución de la misma.

¿Qué son las garantías personales?

Una de las garantías más emblemáticas son aquellas de tipo in personae o garantías personales. Estas consisten en el tipo de compromisos de pago acordadas por las partes que suscriben el contrato, donde una se compromete a entregar un bien y la otra a pagar una contraprestación en beneficio de un tercero, teniendo como finalidad el respaldo de esta obligación.

celebrando una garantía personal

La garantía personal puede ser aval o de fianza. Para el primer caso, el aval es solidario, de mutua confianza, y con ciertos niveles de riesgo e informalidad tanto para el solicitante como al avalista. Por su parte la fianza es una figura del derecho civil, por lo cual además de títulos de valores puede garantizar contratos.

Con el aval sólo pueden respaldarse títulos valores (pagarés, giros, facturas, bonos, papeles comerciales, etc.) Dependiendo del tipo de contrato esta garantía puede ser también simple donde, el avalista estará obligado a asumir el compromiso sólo en segunda instancia, es decir si es demostrada en juicio esta insolvencia que está siendo reclamada.

Características de las garantías personales

Dentro de las principales características de las garantías personales se pueden mencionar las siguientes:

  • Son solidarias: el avalista o fiador mediante la firma de un documento notariado se compromete a cancelar la deuda del avalado en caso de que este no pueda.
  • Puede ser de aval o fianza: esto aplica en caso de ser necesaria la ejecución de la garantía del aval o fianza por incumplimiento del compromiso principal.
  • Dinero o bienes: no necesariamente respalda un préstamo dinerario, también puede tratarse de la adquisición de un vehículo, del alquiler de una casa, de la compra de un bien mueble.

Ser avalista o fiador personal en una operación de cualquier tipo es delicado, por lo que se debe tener especial cuidado de quien es la persona que te solicita tu aval, lo primordial a tener en cuenta es que se trata de una persona responsable, formal y cumplidora.

¿Cómo funcionan las garantías personales?

El funcionamiento de las garantías personales depende en gran medida de la mutua confianza, seguridad financiera y capacidad de pago de los involucrados. Funcionan como un refuerzo al compromiso de pago, ya que son subjetivas al no estar asociadas a nada en concreto sino al compromiso de una persona a favor de otra ante un tercero o fiador.

Préstamos con garantía real

En esta manera, las garantías existentes son todas las que poseen como centro el respaldo de compromisos crediticios a través de bienes inmuebles o muebles. Es decir: donde el que solicita el préstamo establece como respaldo de pago una prenda o bien mueble, o un bien inmueble como hipoteca.

Préstamos con garantía real

Aunque los bienes pueden ser o no propiedad del solicitante del préstamo, las garantías reales tienen como objeto transmitir seguridad al otorgante del crédito y la propiedad del bien mueble o inmueble se mantiene en manos del otorgante del crédito. Una vez que es cancelada la obligación principal el bien mueble o inmueble es devuelto de manera inmediata al que obtuvo el préstamo.

Por lo general cuando utilizamos garantías reales, sean prendarias, hipotecarias e incluso de pignoración, es indispensable tener bien claro el valor de los bienes mediante la realización de un avalúo. Este procedimiento no lo puede hacer cualquier persona sino un especialista objetivo que establezca una buena relación entre el valor de la garantía y el préstamo.

Conclusión

Hemos visto la definición de garantías bancarias, cuáles son sus características y tipos más comunes. Esta información desde luego podrá tener variaciones de acuerdo al tipo de contratos, leyes, normativas y políticas financieras de los bancos, pero sin duda representan la base de todo asociado a garantías bancarias a nivel global.

Su utilidad radica para cuando necesitamos un ingreso inesperado de un banco, organización o persona, a través de la figura de préstamo o crédito. Las garantías nos permiten acceder a este tipo de recursos financieros siempre y cuando respaldemos nuestra disposición de pago con un aval, fianza, pignoración o hipoteca. Lo ideal es generar una buena relación con los bancos, cumplir con los compromisos y proteger nuestros bienes y finanzas.

Tal vez te puede interesar

10 maneras de obtener dinero extra desde casa¿Cómo atraer dinero fácil en estos días?¿Cómo ganar dinero en internet?¿Cómo emprender un negocio sin dinero?Los mejores ingresos pasivosnegocios productivos poca inversionpasos para alcanzar la libertad financierariqueza y prosperidad en feng shuitips para ser millonario antes de los 30

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.