Riqueza y prosperidad en Feng Shui

El Feng Shui como disciplina espiritual y estilo de vida ayuda a incrementar la prosperidad, mejorar la salud, el progreso y las relaciones personales. En este artículo explicaré qué es el Feng Shui y cuáles son sus principios para que puedas obtener riqueza y una mejor espiritualidad.

Muchas personas suelen confundir el Feng Shui con religión. Se equivocan. El Feng Shui es un estilo de vida que se nutre de la experiencia milenaria de quienes han asumido conscientemente que la vida es sobre todo un constante flujo de energía. En este sentido, más que un asunto de fe, el Feng Shui es una interpretación de las leyes físicas que operan en el universo.

La relación entre el Feng Shui y la prosperidad no es un mito. Tiene fundamentos reales y lógicos. Uno de ellos y el más importante es las leyes de causa y efecto o de acción y reacción. En decir: todo lo que hagas tiene una consecuencia directa en tu vida.

Mesa con prosperidad

Aquí tienes un ejemplo increíblemente real al respecto: imagina que tienes un alfiler sobre una mesa y lo mueves dos centímetros a la derecha. Una vez que lo hagas, el mundo ya no es el mismo. Ha cambiado de algún modo: ya no es un mundo con un alfiler a la izquierda.

Ahora imagina esto en todos los aspectos de tu vida y tendrás una idea de la importancia de nuestras acciones. Ese es el objetivo de este artículo: explicarte qué es el Feng Shui y cómo esta práctica pueden mejorar tus flujos de energía para mejorar tu calidad de vida, atraer el progreso y cultivar tu paz interior.

¿Qué es el Feng Shui?

En pocas palabras el Feng Shui es el arte chino de la ubicación. La noción etimológica de estas dos palabras representa los términos chinos “viento y agua”. Su origen es milenario y fue concebido por los chinos para ubicar los lugares más idóneos de sus casas y poblados donde la energía vital o chi, pudiera fluir con armonía.

Entiendo al Feng Shui como el arte y la ciencia de conocer el espacio y organizarlo. Esto permite adecuar el ambiente para que la energía a fluya armoniosamente por cada rincón. Como ya lo he dicho, la práctica del Feng Shui sólo puede comprenderse si tú crees que la energía fluye por todo el universo y que existen métodos para aprovecharla.

Lo creas o no, la energía es tan real que los físicos dedican sus vidas en estudiarla. ¿Para qué la estudian? Es simple: para aprovecharla también como el Feng Shui pero con enfoques y aplicaciones distintas.

Rocas en equilibrio Feng Shui

La idea es que comprendas su importancia para mejorar tu calidad de vida. Por ejemplo: uno de los conceptos del Feng Shui, es el principio de que tu casa es un reflejo de tu propia mente. ¿Extraordinario, no? Nuestros entornos y cómo se encuentran son un reflejo de lo que sucede en nuestras cabezas.

Si tenemos una casa sucia, desordenada e infectada de alimañas, entonces nuestra manera de pensar es sucia, desordenada e infectada de alimañas. Todo lo que somos es proyectado de alguna forma al mundo físico. Entonces, ¿es acaso nuestra situación económica un reflejo de lo que somos en esencia? Sí, definitivamente.

¿Cómo funciona el Feng Shui?

Para comprender como funciona el Feng Shui es necesario que conozcamos cómo actúa la energía en esta práctica. Las palabras qi o chi se entienden como fuerza vital. No es energía eléctrica, mecánica o calórica. Es más etérea. El chi es conocida como la energía que anima la vida. Así como la energía eléctrica anima los aparatos eléctricos, del mismo modo el chi anima nuestros movimientos.

Nosotros contamos con un campo de energía que rodea nuestro cuerpo. También somos energía. Incluso tenemos energía eléctrica, mecánica y calórica. Entender esto implica reconocer que la energía vital ejerce una poderosa influencia sobre nosotros. Por ejemplo: si alguien vive en un sótano húmedo, este espacio, por lo regular tiene una cantidad de energía chi estancada.

Este entorno restringe el campo de energía de la persona y trae como consecuencia que se sienta estancado. Incluso puede desarrollar enfermedades relacionadas con el estancamiento. En consecuencia, la vida sentimental y financiera también se verá estancada.

personas con energía y prosperidad

Si por el contrario esta persona estuviera en un espacio limpio, ordenado e impregnado de señales e imágenes que expandan sus sentidos y por tanto su campo energético, por causa y efecto esta persona mejorará su magnetismo personal. Disfrutará de una vida prospera y abundante.

La mejor forma de observar el funcionamiento del Feng Shui es aplicar sus principios y beneficiarse de los resultados positivos que ofrece. Recuerda el ejemplo anterior: cualquier cambio por muy mínimo que sea, cambiará tu mundo. No es cambiar muebles y mesas por el sólo hecho de cambiarlos. Es cambiarlos con sentido y conciencia.

Al hacerlo, comprobarás inmediatamente que el espacio externo es un reflejo del estado interno. Incluso notaras como un pequeño cambio en el exterior, influye en tu estado interior.

Símbolo del Qi o Chi

Para una mejor compresión del Feng Shui, resulta conveniente conocer el pictograma que lo representa. Aquí te mostramos la versión del chino tradicional digitalizado por Carlos Atmen:

Qi character

Principios básicos del Feng Shui

Existen 3 principios básicos del Feng Shui original: todo está vivo, todo está relacionado y todo cambia. Esto es fundamental para poner en práctica el arte o la ciencia de la ubicación. Los 3 principios nos ayudan a tomar conciencia de la energía vital que anima, relaciona y pone en movimiento todo en el universo.

Al considerar esta filosofía de vida en el hogar y en el lugar de trabajo, su entorno y la influencia que genera en ti mejorarán considerablemente. Con estos principios podrás identificar espacios que generan vibraciones negativas y modificar su estado energético. La idea es mejorar la calidad de vida, manteniendo entornos saludables que potencien tu crecimiento personal. Veamos más a fondo los 3 principios básicos del Fenh Shui:

Todo está vivo

Todo es energía, incluso lo aparentemente inanimado como una roca o una mesa. ¿Por qué? Sencillo: en un plano cuántico, toda la materia está compuesta por átomos. Esto es energía chi. Cualquier cosa tiene vida y posee energía vital. Es única para cada objeto. Nosotros tenemos esa energía y es única, la trasmitimos a través de nuestros hechos, emociones, experiencias y recuerdos.

primer Principio feng shui: todo está vivo

Si logramos que esta energía armonice con nuestro entorno, experimentaremos una sensación profunda de equilibrio y comodidad. Existe una profunda relación energética con los objetos. Al usarlos o recordarlos, los dotamos de un tipo de energía. Si alguna pertenencia nos causa un sentimiento de tristeza, es porque posee una carga de chi negativo. Hay sacarlos de nuestra vida, vendiéndolos, regalándolos o tirándolos.

Todo está relacionado

La energía vital relaciona todo lo que existe. La existencia es un sólo tejido. La comunidad o el ambiente que nos rodea, incluso los países, están envueltos por la energía que emanan las personas que lo habitan. La energía chi relaciona tanto lo inanimado como lo animado.

Segundo principio Feng Shui todo está relacionado

Un pozo con aguas estancadas en una casa, puede reproducir el mosquito del dengue y afectar al vecindario entero. Sin depredadores naturales, nuestra casa estaría llena de plagas y pestes. Sin el plancton de mar la vida no sería posible. Los colores, la decoración, las texturas, los acabados, los muebles, todo influye de alguna u otra forma en nuestras vidas.

Todo cambia

Hay una metáfora por excelencia que expone este principio: nunca vemos correr las mismas aguas de un río. Todo cambia porque todo está relacionado. Como todo influye en todo, el cambio es una constante. Se cambia hacia vibraciones positivas o negativas. Tú decides si los cambios permiten que fluya la energía o de que se estanque.

Tercer principio Feng Shui todo cambia

Esto es aún más importante: sólo los cambios que aceptas, te harán crecer como persona. Aquellos que se niegan a los cambios, detienen todo el entorno. Producen inmovilidad, parálisis emocional o el temido estancamiento. Conforme nos desarrollemos, nuestro entorno se desarrollará y viceversa.

¿Qué es el Yin y Yang?

El Yin y Yang es una teoría dualista del taoísmo y la filosofía china. Representan los dos extremos del universo. Por un lado, el Yin, con características como el frío, oscuro, suave, mojado, la luna y la tierra, se considera el extremo femenino. Luego está el Yang, que tiene que ver con lo masculino: lo frontal, luminoso, caliente, el sol y el cielo.

La filosofía del Yin- Yang postula que todo en el universo tiene su lado opuesto, y que ambos extremos deben hallarse en equilibrio permanente. Se trata de una postura que diferencia los dos tipos de energía: lo femenino y lo masculino, y que al equilibrarse generan espacios confortables y una profunda levedad interior.

Características del Yin

Femenino, fresco o frío, oscuro, parte trasera, blando, curvo, tierra, luna, bajo o pequeño, ornado, aplio, horizontal y floral.

Características del Yang

Masculino, cálido, luminoso, frontal, duro, recto, anguloso, cielo, sol, alto, grande, sencillo, angosto, vertical y geométrico

Yin Yang

¿Qué es la riqueza?

Uno de los conceptos más relativos que existen es el de riqueza. Su definición más literal refiere al conjunto de bienes económicos materiales e inmateriales que posee un individuo o grupo de individuos, o incluso, una nación. Pero hay otras acepciones: puede entenderse como riqueza la posibilidad de cubrir tus necesidades primarias y también la capacidad de comprar todo lo que quieras.

Para efectos de Feng Shui, entendemos como riqueza la capacidad de generar bienestar individual y colectivo, mediante el equilibrio entre lo material e inmaterial. Es decir: tranquilidad económica y paz espiritual.

¿Cómo generar riqueza con el feng shui?

Los principios del Feng Shui ayudan a mejorar nuestra interpretación y relación con el dinero. Recuerda que todo cuanto somos se traslada al mundo físico y concreto. El dinero no es la excepción. Aquí se recomienda sobre todo el orden financiero: mantén tus cuentas actualizadas y claras, a través del conocimiento periódico de tus ingresos y gastos.

Un modo de pensar caótico y desorganizado genera por ley caos y desorganización financiera. En este caso hay que deshacerse de todo lo que genera bloqueos energéticos energías negativas. El despilfarro, la improvisación y luna administración negativa de nuestros recursos conducen siempre al fracaso y la frustración.

En cuanto a la riqueza espiritual, el Feng Shui establece que nada nos pertenece y que todo circula. Si eres de los que tiene poco o mucho, compártelo. La ley de causa y efecto también funciona en planos espirituales. Sé rico sin dejar de ser humano y solidario.

Generar Riqueza: residencia

Pon en marcha la riqueza

¿Alguna vez has tenido un coche parado durante mucho tiempo? O ¿conoces a alguna persona que lo haya tenido? Entonces sabrás que si no lo pones en marcha de vez en cuando, la batería de este coche podría agotarse. Puedes dar un par de vueltas con tu automóvil a la manzana de vez en cuando, para que la batería se energice. Si bien puedes acumular la riqueza, no convienen que esté parada. ¡Pon tu riqueza en marcha!

¿Alguna vez has tenido un coche parado durante mucho tiempo o conoces a alguna persona que lo haya tenido? Entonces sabrás que si no lo pones en marcha de vez en cuando, la batería de este coche podría agotarse. Puedes dar un par de vueltas con tu automóvil a la manzana de vez en cuando, para que la batería se energice.

Lo mismo ocurre con la riqueza. No conviene inmovilizarla sino ponerla en marcha o activarla. Para esto, el Feng Shui proporciona algunas claves: colocar en nuestros hogares objetos que atraigan riqueza y prosperidad: lámparas de sal, plantas de la abundancia, el jade; un cofre o una cajita llena de monedas, una esfera colgada de un cordón de seda rojo, algún cuadro, foto o imagen que represente la riqueza.

También puedes hacer rituales de prosperidad. Algún sobre de color dorado o rojo, y dentro de este coloca tus sueños y aspiraciones, cualquier otro objeto que represente para ti la abundancia.

Ejemplos prácticos del feng shui

Recordemos que el Feng Shui se basa en el equilibrio de la energía. Esto puedes conseguirlo a través del orden y la organización de tus espacios y pensamientos positivos. El método de la armonía entre el Yin y el Yang proporciona la estrategia de los opuestos complementarios.

Equilibrio del Yin y el Yang

Al ying lo relacionamos con lo pasivo, lo femenino, con la sombra, la oscuridad, con la tierra, mientras tanto, al yang lo vinculamos con el cielo, con la luz, el activo, la calidez y la dureza. Al complementar conscientemente las cualidades Yin y Yang, lograremos la armonía en nuestros espacios y actividades ordinarias.

Por ejemplo: hay contextos donde debemos hacer uso del Yin y otros del Yang. A veces necesitamos ser pasivos y menos agresivos, o viceversa. Con este equilibrio generamos un buen flujo de energía vital. Esa energía está en nosotros, en los animales, las plantas y en toda la materia animada o no.

Las diversas escuelas que enseñan Feng Shui, como la conocida por el método brújula, o la de las formas o estrellas voladoras, estimulan el uso del orden, la limpieza y el desapego como base para curar nuestras deficiencias energéticas y equilibrar las dos fuerzas Yin y Yang.

El mapa de Bagua

Mapa Bagua

Un buen chi debe circular el espacio que habitamos. Debe tener fluidez para abarcar todo lo que somos según el mapa Bagua: conyugues, trabajadores, profesionales, benefactores, hijos en todo caso de la creatividad.

El área del Bagua está conformada por un segmento dividido en nueve porciones que identifican todas las áreas en las que nos desarrollamos. Cada porción es una dirección cardinal con un elemento y una gama de colores específicos.

En el centro del Bagua se encuentra la fuerza del Yin y el Yang, asociada a la vitalidad y a la salud. Al tener bien definido en el mapa nuestras áreas alrededor del centro, debemos colocar el mapa sobre un plano de nuestra vivienda, hasta que cada dirección coincida con las divisiones de este mapa.

Cuando hacemos esto podremos determinar las necesidades que poseen cada área y cómo podemos potenciar la energía positiva que se encuentra en cada una de ellas. No olvides que el desorden traba la energía, que la suciedad multiplica la energía negativa y que la acumulación de cosas innecesarias produce estancamientos.

Otros ejemplos de Feng Shui

Aquí te ofrecemos un listado de estrategias que puedes implementar en tu hogar para obtener una buena energía chi:

  • Coloca plantas naturales en ambos lados de tu puerta principal, ponlas en el exterior de esta manera promoverás la entrada del buen qi en tu vivienda.
  • Evita en la medida de lo posible mantener las cortinas cerradas durante el día, al tenerlas abiertas permitirás la entrada de la luz y con esto la entrada de la energía del yang.
  • Evita que la esquina de tu mesa rectangular o cuadrada, apunte hacia tu estomago, de lo contrario podrías sufrir de alguna indigestión.
  • Los espejos colocados en el comedor son imprescindibles, debido a que multiplican la presencia de alimentos y de amigos.
  • Cuídate de colocar espejos en la habitación que apunten hacia la cama. Si es inevitable, cúbrelos antes de dormir. Estos reflejos multiplican la imagen de los ocupantes de la cama y atrae la presencia de terceros entre ellos.

¿Cómo aplicar el Feng Shui?

No existe una receta mágica que funcione para todos y todas. Recuerda que la energía es única para cada individuo. Esto quiere decir que para implementar el Feng Shui en nuestras vidas, y desarrollar la habilidad de usarlo a nuestro favor, debemos confiar en nosotros, nuestros sentimientos y la manera en que nos comunicamos con el universo.

Si crees que todo es energía (hay que ser muy escéptico para no creerlo) entonces tienes la mitad del camino recorrido. Saber qué es el Feng Shui y cuáles son sus principios básicos, te llevarán más temprano que tarde al progreso, la riqueza y la prosperidad.

Riqueza y prosperidad en Feng Shui
5 (100%) 2 vote[s]

2 comentarios en “Riqueza y prosperidad en Feng Shui”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.