Película La dama de oro ejemplo de una triunfadora

La Dama de Oro (Woman in Gold). es una película extraordinaria, basada en una historia real. Un joven abogado llamado Randol fue contratado por la amiga de su madre, la señora María Altmann, para solicitar al gobierno de Austria restituir la pintura de su tía, pincelada por el magnífico Gustav Klimt, llamada la dama de oro, o Adele Bloch. ¿Pero qué tiene que ver con el pensamiento de una mente millonaria? Se puede observar que el joven entusiasta Randol, después de fallar en su firma de abogados, inició de nuevo, ahora si fondos aplicó a una vacante en una prestigiosa firma de abogados. Con apenas unos días vio la gran oportunidad, en principio, de un negocio millonario, con sus argumentos y convicción convenció al dueño de la firma para que invirtiera en el caso, éste accedió, patrocinó una semana, en este viaje Randal tuvo un fuerte sentimiento y se entregó a la tarea encomendada.

Aunque no tuvo éxito, su intuición lo motivo a continuar con el caso, obtuvo más evidencia, se informó, vio una puerta, entré en ella, confió en lo que estaba haciendo, su fe era de hierro, así que después de estudiar con más profundidad la situación, volvió a presentar a la firma las evidencias para que invirtieran de nuevo, le negaron el apoyo. Randol, que con cierta familiaridad era llamado Randy por la señora María, dejó su empleo, debía la hipoteca de su casa, en ese momento tenía un hijo pequeño y otro por nacer, convenció su padre que le prestará dinero para este emprendimiento. Lo hizo sin consultar a nadie, la señora María que había perdido temporalmente la fe, la recobró cuando dijo lo que había hecho. Él también informó a su esposa, quien se puso en su contra.

Se dedicó de tiempo completo. Formó un excelente equipo con María Altmann, la heredera de las pinturas, ambos se motivaron en los tiempos difíciles, tuvieron caídas, sumaron sus talentos. En particular quiero destacar que ella, según la historia, fue una niña muy introvertida, su tía Adele, en una chalar le dijo que la vida le exigiría hablar, así ocurrió, todo a su debido tiempo, esa niña, se convirtió en una mujer de mucha clase, de pensamiento ágil y asertivo, más que todo, desarrolló el talento de conversar y hablar en público. Ambos tuvieron que elegir en cada inconveniente seguir adelante a pesar de los obstáculos, podemos motivarnos de sus temperamentos, de su fe, continuaron hasta el final.

Te recomiendo que disfrutes de la película y que averigües cuál es el desenlace, y la forma en cómo se llegó a él. Sólo añado, que una de las más impactantes enseñanzas que aprecio de los personajes, es la inteligencia, su capacidad de aplicar sus pensamientos, que bien si no los tenemos los podemos desarrollar en la medida de nuestra capacidad, sin dejar para que la intuición también es un factor importante, que si lo mezclamos con la fe, y la sinergia entre personas, son ingredientes necesarios para el éxito, a pesar de los errores cometidos y fracasos obtenidos, llega el momento, en que la vida nos da la oportunidad de alcanzar nuestros sueños.

Tal vez te puede interesar

Modelo de negocios rentables

Película La dama de oro ejemplo de una triunfadora
5 (100%) 1 vote[s]

Contenidos relacionados:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.